Nutrikids

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

El deseo de comer de los niños es muy vulnerable, pues su apetito puede sufrir fácilmente cambios por razones que a veces pasan incluso desapercibidas por el resto. Algunos de los principales factores que pueden causar que tu hijo no quiera comer son:
1. No tener horarios
El horario de la comida es muy importante. Recuerda que todos debemos comer cinco veces al día, desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde y cena. Cuando se respetan los horarios establecidos, tus hijos van a esperar el momento de comer porque sentirán hambre. Por el contrario, si les das de picar entre comidas, no esperes a que en la siguiente comida se lo devoren todo.
**Tip: Acostumbra a tus hijos a comer a las mismas horas para que sepan que los momentos en los que debe comer son específicos. Generalmente espera tres horas entre cada comida. Establece reglas claras y rutinas duraderas.
No permitas que la hora de comer se torne una eternidad. Tus hijos deben entender que si todos los demás en la mesa han terminado, se puede esperar unos minutos más, pero no dejes que esos minutos se alarguen a horas.
2. Cambio en la rutina diaria
Los cambios en la rutina de los niños puede afectar su desarrollo. Una manera de manifestarlo es al dejar de comer o al disminuir su apetito. El hecho de que no llegue a tiempo su papá del trabajo, una pelea con su amiguito de la guardería, una mala noche o un accidente en el proceso de dejar el pañal puede afectar al pequeño mundo de tu hijo.
**Tip: Conversa constantemente con tus niños respecto a sus clases, sus tareas y sus compañeros. Dialogar frecuentemente con tus hijos no solo te va a ayudar a mejorar la comunicación sino que además tu niño se sentirá importante y querido.
Presta atención a algún cambio en el ciclo de sueño y estado de ánimo de tu hijo. Las variaciones en su comportamiento pueden servirte como una luz roja indicadora de algún problema más grande. No olvides siempre preguntarte respecto a la frecuencia (Ej. Cuántas veces a la semana sucedió?), la intensidad (¿El cambio está afectando en otras áreas de su vida como su desempeño en la escuela o sus relaciones sociales?), y la duración de esos cambios (¿Cuántas horas se quedó con ese estado de ánimo? ¿Cuántas horas se aguantó sin comer? ¿Cuántos días sucedió de semana sucedió?).
3. Tamaño de las porciones vs edad
Es necesario tomar en cuenta la edad de tus niños para asegurarte de servirles las porciones adecuadas. Considera que el pequeño estómago de tu hijo no va a ser jamás del tamaño que el de un adulto. No esperes a que tu hijo de tres años coma la misma cantidad que el que tiene ocho.
**Tip: Despreocupate por la cantidad y empieza poco a poco. Generar buenos hábitos alimenticios en tus hijos es un proceso. Primero enseña a tus hijos a disfrutar de la comida y del momento de sentarse en la mesa, tornándolo un momento placentero para toda la familia.
Ofréceles comida que sea fácil para ellos de coger. Olvídate de los cubiertos por un buen tiempo hasta que ellos ya tengan el hábito de comer solos. Además, sentir con sus manos la textura de cada alimento también es importante para los pequeños.
4. Tipo de alimentos
La alimentación de los niños debe ser lo mas sencilla posible, pues ellos prefieren comida sin condimentos en exceso ni demasiado elaborada. Deja que tus hijos descubran los sabores e incluso que reconozcan sus alimentos preferidos. Tu imaginación es la clave en todo esto. Los niños fácilmente se cansan de ver siempre lo mismo en sus platos, pero si tú te atreves a jugar con la comida y les preparas platos mas divertidos y coloridos que los sorprendan, de seguro se van a motivar.
**Tip: Cocina los alimentos usando poca sal y sin condimentos. Sirve las porciones por separado. Por ejemplo, en un plato pon palitos de zanahoria, arbolitos de brócoli, papas pequeñas, trozos de pollo y déjalos que ellos tomen la iniciativa de descubrir y de probar cada alimento.
No te preocupes si no tienes el tiempo o la habilidad para decorar los alimentos. Es más sencillo de lo que te imaginas. Puedes probar es simplemente haciéndoles una cara feliz con la salsa de tomate en su plato.
5. Distracciones y discusiones a la hora de comer
Procura que tus niños disfruten de la hora de comer sin la necesidad de ver televisión o utilizar celulares o video juegos. Las discusiones de pareja frente a los niños a la hora de comer, o “aprovechar” el momento de la cena para retar a uno de los hijos por no haber terminado la tarea hará que ellos asocien las peleas con la hora de alimentarse. La tensión que se genera al momento de la comida puede tornar ese espacio como algo muy desagradable para toda la familia.
Tip **: Cambia la TV por historias y pequeños cuentos. Por ejemplo hablales de que los músculos crecen, o que si comen lo que tienen en su plato pronto se volverán más grandes e inteligentes.
Haz que tus pequeños participen de la preparación de los alimentos. Ya sea que te ayuden lavando las frutas o mezclando los ingredientes, su participación activa ayudará volverá más agradable la hora de comer.

¡No pierdas la calma, tu actitud es lo más importante! Recuerda ser paciente. No le pasará nada a tu hijo si se salta una comida o dos. No te desesperes. Ten presente que si generas una batalla frente a los hábitos alimenticios de tus hijos y te enfrentas a ella con ansiedad, tus niños se darán cuenta de tu angustia. Y por último, recuerda que no estas sola. En este mismo momento millones de madres se sienten identificadas contigo.

Lucía Eguiguren- Nutirespacio https://nutriespacio.wordpress.com/
Catalina Aguirre Burneo –Psicología para una vida positiva http://www.aguirrecatalina.com

20131107-195701.jpg

Llegan las 3 de la tarde y estas como desesperada/o buscando en tu alacena o en tus cajones secretos un chocolate o cualquier dulce para calmar tu ansiedad? Si te sientes identificada/o con este caso, los siguientes consejos te serán muy útiles para poder salir de este círculo que lo único que hacen es aumentar tus calorías diarias y después hacerte sentir culpable y desmotivada/o por tu falta de fuerza de voluntad, cuando en realidad no lo es.

Internamente, lo que sucede es que cuando ingerimos algún chocolate o dulces en general , se libera serotonina , una sustancia cerebral que nos produce una sensación de euforia y placer que nuestro cerebro desea repetir constantemente. Este es el motivo por el que resulta tan difícil dejar esta adicción, desencadenando una ansiedad por volver a sentir este deleite.

Hay que empezar detectando los motivos que nos generan momentos de estrés y ansiedad, por lo general están los desórdenes alimenticios, dietas muy bajas en calorías, tratar de bajar de peso rápido e incorrectamente, menstruacion en la mujer, sobrecarga de estrés y trabajo o problemas personales que desencadenen este tipo de emociones.

Es evidente el vínculo que existe entre la comida y las emociones, la ansiedad que nos genera el estrés, la monotonía del día a día , las frustraciones o hasta la propia gratificación de los logros alcanzados, nos lleva a comer para así calmar dicha sensación!

La serotonina, es un neuro transmisor que esta vinculado con el estado de ánimo y a su vez participa controlando el apetito. Mientras más serotonina haya en nuestra sangre menos apetito tenemos y mejor nos sentimos, contrario a esto, sentiremos depresión y una mayor ansiedad por comer!
Por eso es que constantemente andamos en la búsqueda de algún alimento que nos haga liberar grandes cantidades de serotonina y dopamina, para detener al instante esa ansiedad y sentir bienestar y tranquilidad nuevamente.

➰CONSEJOS para ponerlos en práctica:

✔Respeta los horarios de tus comidas y come lo suficiente las cinco veces al día que es lo recomendado, así podrás darte cuenta que es un episodio de ansiedad y no de hambre verdadera.

✔Elimina todas las tentaciones a tu alrededor! Deshazte de panes, chocolates, helados, galletas y otros alimentos dulces de tu despensa. Y prométete no esconder en lugares secretos aquellos “gustitos” para no caer luego en la tentación.

✔Cuando vayas al supermercado no compres golosinas ni alimentos hipercalóricos, ya que en un momento de debilidad puedes caer!

✔Aumenta el consumo de proteínas en todas las comidas! Te mantendrás lleno por más tiempo. El cuerpo quema mas calorías tratando de digerir las proteínas y éstas se absorben más lento.

✔ No saltes ninguna comida en el día para mantener estable el nivel de azúcar en la sangre. La glucosa es fuente esencial de energía para el cuerpo y el cerebro. Sin un suministro constante de glucosa te sentirás sin fuerzas y se acrecentará la ansiedad por lo dulce. Para evitarlo consume poca comida, pero frecuentemente, así mantendrás estable tu nivel de glucosa en sangre y de este modo el cerebro no generará señal de hambre.

✔ Aumenta el consumo de carbohidratos complejos! Reemplaza los azúcares simples por carbohidratos con fibra, te dará sensación de llanura por más tiempo.

✔ Haz un hábito el ejercicio físico en tu vida diaria, este te ayuda a controlar tus niveles de estrés, mejora notablemente tu calidad de vida y te genera también sensaciones de euforia y placer.

✔ Puedes optar por aguas aromáticas, en especial por aquellas que naturalmente tienen su efecto relajante, como valeriana, tilo y manzanilla. Modera el consumo de café, ya que al ser estimulante puede aumentar tu nerviosismo o ansiedad.

✔Añade a tu dieta alimentos que contengan vitamina B6, como la avena, que participa en la síntesis de serotonina a partir del triptófano, así como en la formación de las vainas de mielina de las neuronas, necesaria para que estas células transmitan correctamente los mensajes. Su deficiencia causa nerviosismo y ansiedad.

✔Puedes ayudarte tomando bastante agua y masticando chicles sin azúcar en momentos de crisis.

20130411-214244.jpg

Quién no se ha comido un atún en lata?

Es rápido, fácil, económico y al alcance de todos, por lo que el atún es una exelente opción para quienes quieren incluir su porción de pescado en su dieta, sin embargo hay que tomar en cuenta algunas recomendaciones al momento de comprarlo en el supermercado y consumirlo.

✔Preferir el atún que viene conservado en agua o en aceite de oliva, y escurrir el exceso de agua o aceite para evitar aumentar su contenido calórico o el sodio presente en el agua de conserva.
✔Lavar siempre la lata antes de abrirla, para evitar contaminaciones de microorganismos que pueden estar especialmente en los bordes de la tapa o en el interior del gancho del abre-fácil.
✔Verificar que la lata no este golpeada ni hinchada, ya que esto produce deterioro del producto pudiendo incluso causar intoxicación.
✔Una vez abierto el atún se lo debe pasar a otro recipiente y nunca guardarlo en la misma lata.
✔No olvidar que una vez abierto el atún, se lo debe consumir en el menor tiempo posible o conservarlo en refrigeración.

El atún pertenece al grupo de pescados azules, es rico en omega 3 que ayuda a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, disminuyendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares como la aterosclerosis (endurecimiento arterial).
Aporta proteína de alto valor biológico es decir de excelente calidad. Además es rico en vitaminas A , D y del grupo B (B2, B3, B6, B9 y B12). Contiene cantidades considerables de hierro, fósforo y magnesio.

Sin embargo, se lo debe consumir con moderación, especialmente quienes sufren de hipertensión por su alto contenido de sodio. Además es rico en purinas, por lo que es contraproducente para quienes tienen ácido úrico elevado.

20130410-184822.jpg

He dejado de escribir por mucho tiempo, pero aquí estoy nuevamente, y ahora con la idea de darle realmente vida a este blog… Les compartiré aparte de algunos consejos de nutrición, mi pasión por la cocina y a disfrutar de comer sano con recetas fáciles de preparar… Serán bienvenidos comentarios y dudas!


La fanesca es el plato típico que los ecuatorianos deleitamos en Semana Santa, está elaborado por una gran variedad de ingredientes como arvejas, lentejas, chochos, choclos, habas, sambo, zapallo, col, maní, melloco y leche. Pero realmente lo que le pone ese toque especial es el bacalao.

El bacalao es un pescado de agua fría, y al hablar de su contenido nutricional aparte de la calidad proteica , de  sus vitaminas  (liposolubles) y minerales (potasio y fósforo) que posee, lo que se destaca sin duda es el ácido escencial Omega 3. Los estudios de poblaciones que consumen grandes cantidades de omega 3  demuestran una baja incidencia en enfermedades cardiovasculares. Esto se debe a que junto a  una dieta equilibrada ayuda a regular los niveles de colesterol y triglicéridos, evitando así la formación de la placa de ateroma que es la principal causa de problemas cardiovasculares. También es importante destacar que actúan inhibiendo la agregación plaquetaria, actuando así como un “factor protector” frente a las enfermedades cardiovasculares. También se ha comprobado que este tipo de grasas reducen la presión arterial y la viscosidad sanguínea.  Por otro lado, el omega 3 es escencial para el buen funcionamiento de nuestro cerebro y sistema nervioso, y se ha visto que ayuda a combatir la depresión y la personalidad bipolar.

Lo que es importante destacar es que el bacalao tiene un alto contenido de sodio (sal), especialmente si se lo consume seco, ya que para conservarlo se le añade una cantidad considerable de sal, por lo tanto para las personas que tienen hipertensión es preferible disminuir o evitar su consumo.

Como podemos ver el bacalao es una excelente alternativa si pensamos en consumir alimentos con un alto valor nutritivo, pues hagámoslo parte de nuestra comida cotidiana y no lo dejemos sólo como un ingrediente más de la fanesca.



soyaA diferencia de otros vegetales, la soya proporciona proteínas de una calidad similar en valor alimenticio a la proteína animal (carne, leche, pescado y huevos). Esto quiere decir que la proteína de esta oleaginosa contiene en proporciones casi óptimas todos los minerales esenciales en la dieta del hombre. El contenido de carbohidratos es menor al de las frutas y  contiene  grasas de muy buena calidad, fácilmente digeribles, en su constitución entran ácidos grasos no saturados, rica en ácido linolenico, linoleico.

En lo que quiero hacer énfasis esta vez es en lo siguiente,  la soya es la única fuente alimentaria natural y nutricionalmente relevante de isoflavonas, las cuales tienen una estructura química muy similar al de los estrógenos, las isoflavonas primarias de la soya son la genisteína y la daidzeína.

Debido a esto su consumo disminuye significativamente el riesgo de padecer cáncer de ovario, de útero y de mama en las mujeres y reduce en los hombres el riesgo de cáncer de próstata. Esto se lo puede constatar fácilmente comparando la dieta de las personas orientales, quienes incluyen en su alimentación a la soya como alimento principal, consecuentemente los índices de cáncer anteriormente nombrados son notablemente menores en relación al de las personas de occidente, quienes no incluyen en su alimentación a la soya.

Estas isoflavonas actúan además como  antioxidantes y pueden ejercer sus beneficios cardiovasculares previniendo la oxidación del colesterol LDL.  Contiene fibra insoluble predominantemente no celulósica y, por lo tanto, son efectivas para aumentar el peso de las deposiciones y disminuir el tiempo del tránsito gastrointestinal. Además actúa regulando los niveles de calcio en el hueso, previniendo la osteoporosis.  Ayuda a prevenir la proliferación celular cancerígena y forma parte muy importante dentro de la dieta de personas que conllevan esta enfermedad. Las Isoflavonas actúan en cierto modo contra las células de cáncer similar a muchas drogas comunes usadas en su tratamiento.


Etiquetas: , ,

El Aceite de oliva virgen proviene de las aceitunas,  se lo extrae de manera natural sin sufrir daños térmicos ni tratamientos químicos. El aceite de oliva extra virgen se lo elabora con aceitunas que son recogidas en el instante adecuado, y procesadas justo después de su recolección.

Lo más destacado del aceite de oliva es que al consumirlo permite un aumento del colesterol tipo HDL “colesterol bueno” y un descenso del colesterol LDL “colesterol malo” (responsable de enfermedades cardiovasculares). Además contiene grandes cantidades de sustancias antioxidantes como betacarotenos, alfatocoferol y polifenoles, los cuales tienen un efecto protector frente a la oxidación del LDL.

Los aceites de semillas como de girasol y de soya actúan disminuyendo el colesterol en sangre, tanto la del llamado LDL como del HDL, lo que no ocurre con el aceite de oliva, el cual se encarga de modificar la relación entre ambos.

Por otro lado cuando se trata de elegir el mejor aceite para freir, el de oliva es sin duda la mejor opción. ¿Por qué? Esto se debe a que tiene una temperatura de ebullición más alta que la de los aceites de semillas, por lo tanto tarda más tiempo en degradarse, aparte que no produce sustancias tóxicas al calentarse como lo hacen los otros aceites que contienen gran cantidad de insaturaciones (dobles enlaces en su composición).

Etiquetas: , ,